Home section

11 de Mayo 2020

Cómo alinear tecnología con procesos y personas en industrias intensivas en activos

El problema difícil de Alineación de la Cadena de Valor

Uno de los principales desafíos operativos que enfrentan los líderes empresariales en la industria intensiva de activos es la alineación de procesos, personas y tecnología. La falta de alineación con la cadena de valor provoca interrupciones en el servicio, demoras en la entrega, descomposición de activos y, en última instancia, el fracaso de los objetivos de la empresa.


"La primera regla de cualquier tecnología utilizada en un negocio es que la automatización aplicada a una operación eficiente aumentará la eficiencia. La segunda es que la automatización aplicada a una operación ineficiente aumentará la ineficiencia". - Bill Gates

El problema ejecutivo

La mayoría de los ejecutivos de hoy entienden que la alineación empresarial es imprescindible para el éxito. Los ejecutivos comprenden que la estrategia, los sistemas de gestión, los recursos y las capacidades organizacionales deben alinearse para cumplir con los objetivos del negocio. Sin embargo, con demasiada frecuencia los ejecutivos se centrarán en un aspecto de la empresa sin considerar la alineación general de todas las unidades.


La estructura empresarial en su totalidad a menudo se representa en un organigrama, donde las principales unidades operativas articuladas forman los componentes esenciales de valor. Si quisiéramos tener una vista de la alineación de la empresa en su totalidad, las operaciones deben verse como algo más que un conjunto de cuadros y cables de mayor o menor valor en un gráfico siempre cambiante y fácil de olvidar. Si la empresa no se ve como un conjunto de cadenas de valor coherentes y conectadas, la alineación de las operaciones de extremo a extremo es casi imposible.


El problema de la responsabilidad

¿Quién es responsable de alinear a las personas, los procesos y la tecnología? Las dos respuestas más comunes son A) No sé o B) El CEO.


El problema con la primera respuesta es evidente, si nadie está seguro de quién es responsable de la alineación en toda la estructura de negocios, entonces está prácticamente garantizado que la alineación no ocurrirá por sí misma. Sin embargo, esa respuesta es demasiado común, ya que generalmente nadie es funcionalmente responsable de la alineación general de la empresa. A menudo, los líderes empresariales buscan optimizar y proteger sus propios dominios en lugar de colaborar y alinearse en toda la empresa. La segunda respuesta también es defectuosa. Debido a la naturaleza amplia y compleja de las operaciones intensivas de activos, confiar en la sabiduría de un solo individuo para garantizar la alineación de extremo a extremo es una propuesta arriesgada.


El problema de la complejidad

Las operaciones intensivas en activos son a menudo grandes empresas que son complejas en una variedad de formas. Las ubicaciones dispares dentro de las operaciones, una base de empleados múltiple, diversos grupos de clientes con una variedad de necesidades y expectativas, junto con diferentes líneas de negocios, contribuyen a la complejidad de la operación. Estas operaciones grandes, complejas y multifacéticas requieren un mayor nivel de enfoque y un alto nivel de perspectiva estratégica del grupo de liderazgo para garantizar operaciones fluidas de extremo a extremo en toda la empresa.


El problema operativo del día a día

La actividad comercial en tiempo real y las funciones diarias de las operaciones pueden erosionar el tiempo disponible para las discusiones difíciles que deben tener lugar para que ocurra la alineación operativa general. Se requiere coraje, perspicacia y un esfuerzo constante para implementar y mantener la alineación de extremo a extremo en todas las unidades de negocios. Poder dar un paso atrás y tener una perspectiva de alto nivel de toda la operación debería ser una prioridad para el grupo de liderazgo. Con demasiada frecuencia, las demandas diarias de la empresa reemplazarán el análisis de alto nivel que se requiere para implementar los cambios que provocan la alineación del negocio.


Resolviendo el difícil problema de la alineación operacional

No existe una solución única para alinear procesos operativos, personas y tecnología en la industria de activos pesados. La naturaleza compleja de las operaciones intensivas en activos desafía las soluciones fáciles. A menudo, los ejecutivos están demasiado cerca de los problemas y no pueden salir del modo operativo diario para comprometerse con la evaluación estratégica de alto nivel necesaria para identificar puntos negros operativos e ineficiencias en las operaciones.


Synergistics se ha comprometido con muchos clientes en la industria de activos pesados para proporcionar este análisis de alto nivel. Desde las operaciones de petróleo y gas, minería de cobre, bauxita y la fundición de aluminio, por nombrar solo algunas. En nuestros compromisos hemos generado planes de gestión de cambios que se enfoca en alinear personas, procesos, datos y tecnología para entregar el mayor valor posible, priorizando una gestión del cambio con foco en lo importante y en las actividades de mayor retorno de la inversión.


Synergistics

Si algunas de las preguntas que se han planteado en este artículo resuenan con los problemas que enfrenta su empresa, estaremos encantados de analizar cómo nuestros especialistas pueden aportar a su negocio, ante el difícil problema de alineación de las personas, procesos, datos y tecnología.