Home section

13 de Enero 2020

Industria 4.0: ¿Zumbido o Auge?

La primera revolución industrial

En la actualidad la industria y la fabricación moderna están muy lejos desde sus origines desde la máquina a vapor. Es poco probable que James Watt, mientras diseñaba su revolucionaria máquina, pudiera imaginar las diversas aplicaciones industriales a las que sus diseños llevarían. La tecnología es conocimiento aplicado y antes del siglo XVIII había poco o ningún conocimiento tecnológico definido. Durante la primera revolución industrial, la metalurgia, la termodinámica y la química se convirtieron en fábricas de fundición, equipos motorizados y plantas químicas, lo que nos lleva a decir que Nació la industria.


La revolución técnica (2da revolución industrial)

El periodo entre 1859 y 1873 es reconocido como el más fructífero para la invención en toda nuestra historia. Fue durante la segunda revolución industrial o técnica cuando vimos que el ciclo de retroalimentación entre ciencia y tecnología se aceleró rápidamente. La fabricación y/o explotación de elementos como el acero, petróleo, gas, energía eléctrica, plantas químicas y la gran extensión de las redes de transporte, llevaron al surgimiento de enormes cadenas de producción. Las economías a escala en la fabricación crearon un rendimiento sin precedentes. Se crearon gigantes industriales como Ford Motors, Shell, Dupont, General Electric y Carnegie.


La revolución digital (3a revolución industrial)

Quizás fue la invención del transistor en 1947 en Bell Labs, lo que marcó el comienzo de la tercera revolución industrial, sin embargo, cuando se envió el primer mensaje TCP/IP en 1968, la era de la tecnología digital estaba realmente con nosotros.


La revolución digital a través de la robótica y microprocesadores integrados permitió a la industria un aumento de velocidades de producción, precisión inigualable y una mayor seguridad para los trabajadores. En el mismo sentido, la globalización de la comunicación ha permitido la expansión de compañías pequeñas a mercados globales que alguna vez fueron solo el dominio de gigantes industriales.


La fabricación digitalizada y entrega bajo demanda ha permitido un acceso mucho mayor a mercados que eran inalcanzables, en donde los sistemas de comunicaciones abarcan todo el mundo, conectando una amplia gama de sitios para formar cadenas de producción unificadas. La revolución digital ha dotado de herramientas de comunicaciones a la gran mayoría de la población.


La nueva ola de la industria

¿La llegada de la computación cognitiva, la inteligencia artificial y equipos autónomos constituye el surgimiento de una cuarta revolución industrial?.


La industria moderna está lidiando con desafíos diferentes a cualquier otro momento. Las tecnologías disruptivas que podían cambiar la sociedad en cuestión de años se están volviendo comunes. La disponibilidad de materias primas, una vez abundante y económica, se ha vuelto impredecible y varía mucho en costo, calidad y disponibilidad. Una mayor regulación y presentación de informes agrega capas de complejidad a los sistemas ya sobrecargados. La necesidad de visualizar y actuar sobre grandes fuentes de transmisión de datos sin procesar desde activos pesados remotos se vuelve imprescindible en mercados cada vez más competitivos. Las amenazas a la ciberseguridad abundan a medida que florece la prevalencia del almacenamiento en la nube. La automatización de las cadenas de decisión se vuelve esencial a medida que se pierde el conocimiento.


"La industria 4.0 no es la digitalización de la industria mecánica, porque eso ya está aquí. Se trata de introducir datos en tiempo real en la cadena de suministro y fabricación ... Si usamos estos datos de IoT (Internet de las cosas) y los combinamos de una manera diferente, podemos ser más flexibles. Podemos adaptarnos más rápido".
Prof. Peter Gutzmer Director General Adjunto y Director de Tecnología, Schaeffler.


¿Qué permite el Internet Industrial de las Cosas (IIoT) en la industria moderna?

La alineación perfecta de tecnología, procesos y personas es la promesa de una nueva era de la industria. Una era en la que la toma de decisiones operativas automatizadas reduce el tiempo del ciclo de decisión y genera decisiones más precisas y flexibles. La entrega de datos en tiempo real y las visualizaciones que utilizan una combinación de computación en la nube y en el borde permiten optimizar los cronogramas de mantenimiento predictivo, reduciendo el tiempo de inactividad de la máquina y aumentando drásticamente la salud del equipo. El uso de tecnología portátil que permite aumentar enormemente la seguridad de los trabajadores, así como obtener tiempos de respuesta rápidos ante fallas potenciales o reales. La visualización de toda la cadena de valor de extremo a extremo, combinada con la capacidad de concentrarse y alterar cualquier enlace en cualquier cadena dentro de esos procesos desde un dispositivo portátil se está convirtiendo en una realidad.


¿Es la ola de transformación digital en la industria de activos pesados una verdadera revolución?

Algunos creen que la computación cognitiva y la Inteligencia Artificial (IA) ofrecerán fábricas que casi no requerirán supervisión humana. El término fabricación cognitiva ha sido acuñado por IBM para describir los avances liderados por Watson en la fabricación moderna. Existe un claro movimiento dentro de las principales industrias manufactureras, de petróleo y gas y minería hacia la infraestructura de AI que maneja la toma de decisiones operativas. Las herramientas digitales que ahora están disponibles brindan un control sin igual sobre cada paso dentro de la cadena de valor. A medida que las cadenas mecánicas convencionales se están convirtiendo en cadenas digitales, pequeñas modificaciones hechas en un proceso dentro de la cadena más grande pueden conducir a reducciones dramáticas en el tiempo de inactividad, desperdicio o costos de funcionamiento.


Industria 4.0: revolución o evolución

Las presiones de los mercados competitivos fomentan naturalmente la innovación. Hemos visto a lo largo de la historia que los avances científicos y tecnológicos impulsan la invención industrial. En el contexto moderno, vemos que los avances en las Tecnologías de la Información (IT) con aprendizaje autónomo impactan directamente en la eficiencia de la industria. Como predecir cuellos de botella de producción y alterar la cadena de producción para generar un equilibrio. La extensión en que el aprendizaje automático alterará el panorama industrial aún está por verse. El potencial para que surjan capacidades industriales inimaginables dado el aumento del avance tecnológico en este momento debe considerarse significativo.


Si usted tiene un proyecto de innovación y/o transformación digital, en Synergistics contamos con experiencia, servicios y soluciones que lo podrán ayudar.